martes, 17 de junio de 2008

A SESENTA ASCIENDEN LOS POLICIAS CAPTURADOS POR LOS POBLADORES DE MOQUEGUA


A sesenta llegaron los policías capturados por los pobladores de Moquegua, la lista completa y fotos de ellos se puede ver en http://moqueguano.blogspot.com.
Hasta el diario chileno el Mercurio sede sus páginas para informar al respecto de la siguiente manera:

"La situación en Moquegua ya no está controlada por la policía", dijo a la emisora RPP el general policial Alberto Jordán, jefe de la Undécima Dirección de la Región Policial Sur, quien ayer estaba atrapado en una carpa instalada por el Ministerio de Salud, la cual estaba rodeada por centenares de manifestantes.

"Ya no podemos"

"Tengo siete heridos y tengo problemas; por favor que la policía se retire un rato, estamos cumpliendo con el estado de derecho (pero) ya no podemos", añadió Jordán por teléfono. "Lo que estoy diciendo es que hay como 13 rehenes; están echando gases, hay como 20.000 personas, por eso solicito mejor replegar a la policía. Felizmente el que habla está bien, también los muchachos (policías)... algunos están con la cabeza rota, hay fracturas...", agregó a la radio.

Al cierre de esta edición, los policías aún estaban retenidos, pero algunos habían sido trasladados a la iglesia de Moquegua.
La región de Moquegua reclama al gobierno una mayor asignación de las regalías que aporta Southern a esa región, lo que afectaría a la vecina región de Tacna. Las autoridades tacneñas se niegan a que se reduzca el monto que les pertenece.
Tacna está recibiendo más ingresos porque Southern Copper ha removido en el último año mayor cantidad de tierras con recursos mineros en su mina Toquepala, mientras que Moquegua requiere de menos movimiento, ya que su mina Cuajones tiene mayor ley. Moquegua recibió en 2005 unos US$ 117,5 millones y Tacna US$ 107 millones, pero este año el segundo recibirá US$ 254 millones y el primero sólo US$ 80 millones, lo que generó los airados reclamos.

Como bien lo señaló el diario chileno el canon destinado a las diversas regiones no esta dado por el mineral encontrado en sus minas sino por la cantidad de tierra que se remueve para encontrar el mineral.
Sin duda este problema lo originaron nuestros políticos que sin ningún tino idearon esta manera de distribuir el canon minero.

2 comentarios:

Adrián Cruz dijo...

Parece interesante este blog! =) me iré pasando!
pásate por el mío! Únicamente dedicado a la historia de España!


saludos!

Hugo Muller Solon, Abogado, Ex - Defensor del Policia, fundador de la "Policia Comunitaria" en el PERU. dijo...

Hugo Muller - Abogado - Ex - Defensor del Policia; dice:
Relevado en el cargo, criticado por el mismo Presidente de la República, Ministro del Interior y el Director General de la Policía Nacional del Perú; el General PNP Jordán Brignole con todo derecho podría expresar al igual que Hamlet: “Ser o no ser, esa es la cuestión”

El temor de ser en el lugar de los hechos, es que el General PNP Alberto Jordán Brignole no podía negar ni renunciar en ningún momento a su condición de Oficial de Policía formado en la doctrina de la Guardia Civil del Perú, en donde le inculcaron que el Policía es garante de los derechos y libertades de los ciudadanos, responsable de proteger a las personas y el entorno que las rodea, en particular a los mas débiles y que debe discurrir su vida transmitiendo a la sociedad valores de comportamiento y actitudes de ayuda a los demás. En su etapa de formación y en sus primeros años de servicio, el General Jordán aprendió y puso en práctica que el uso de la persuasión antes que la fuerza era su primera arma frente a los conflictos. Frente a esa actitud de ser y de estar al frente de una gran responsabilidad funcional, estaba el temor de ser del Gobierno y del propio Comando de la Policía Nacional que consideraban la necesidad inmediata de vencer la resistencia de los pobladores que mantenían bloqueada la Panamericana Sur a la altura del Puente Montalvo, reprimiendo la actitud desafiante de los pobladores, para recuperar el orden público, aún por encima de las propias decisiones de quien en el lugar de los hechos tenía la gran responsabilidad de determinar la estrategia mas conveniente al momento que se vivía.

El temor de no ser, no aceptado por las convicciones del General Jordán, consistía en tener que obedecer órdenes que podrían generar un elevado costo social, al atentar contra el mejor capital que tenemos los seres humanos: la vida; no solamente de los Policías bajo su mando, sino de la población en general. Lo esperado hubiera sido que se limitara a cumplir esas órdenes, mientras otros metían la cabeza como el caracol en su coraza para no escuchar, no ver ni sentir nada, y dejar que las cosas sucedieran, sabiendo que al final hay un responsable si los resultados no eran los previstos. "No es estar sentado en un escritorio en Lima y desde ahí señalar las cosas. Estoy orgulloso de esta operación porque no tuvo un costo social" ; dijo el General Jordán. El General PNP Jordán Brignole venció el temor de no ser, prefirió optar por el diálogo, por la persuasión, descartando la represión como medida inmediata sin embargo sus decisiones no se respetaron; en tanto después de los hechos y de manera valiente dijo: "Yo era responsable de todas las operaciones. Hubo una llamada de Lima, y el coronel Vidal (Clever Vidal Vásquez), jefe de la DINOES, hizo uso del gas lacrimógeno sin mi autorización"
El temor de no ser consiste entre otras cosas en dejar de ser lo que uno es por convicción, o como en el caso del General Jordán morir también asesinado porque el poder no perdona o morir de viejo vencido, vacío y sin conciencia cuando tenemos temor de enfrentar nuestras dudas.

Pues bien. El General PNP Alberto Jordán Brignole, lo decidió, prefirió morir por ser a morir por no ser en aplicación y defensa de sus propias convicciones, lejos de querer aparecer como mártir o como un “valiente policía” enamorado de la muerte, como seguramente les hubiera gustado a muchos. Sin embargo la actitud del General Jordán, no estaba para nada alejada de la actual doctrina policial, puesto que supo utilizar tanto la Estrategia Policía Profesional como la Estrategia Policía – Comunidad, haciendo uso de los recursos tecnológicos y humanos para establecer el orden en la comunidad mediante un acercamiento táctico a la ciudadanía.

Al General Jordán le gusta la vida como a todos nosotros. Pero como todo hombre íntegro formado en una doctrina policial humanista y de servicio a la comunidad, sabe que a vivir lo que le queda de ella, sin luchar, sin conciencia, sin practicas solidarias y sin respetar los derechos fundamentales de las personas, es preferible morir por una bala que morir de tristeza existencial al ver las consecuencias que hubiera significado una equivocada decisión suya; o, no hacer nada por cambiar su presente y su futuro. Quiero terminar estas reflexiones con una frase muy sencilla del Abogado colombiano Eduardo Umaña Mendoza – al margen de su ideología - defensor de los derechos humanos que cayó asesinado por las balas de los sicarios, quien dijo antes de morir tal como reza su epitafio "Es preferible morir por algo que vivir por nada”. Algo parecido con la frase acuñada por las Unidades de Paracaidismo de las Fuerzas Armadas Españolas y por la Unidad Elite Contrasubversiva creada en tiempos de la Guardia Civil del Perú “Los Sinchis”: “Solo merece vivir quien por un noble ideal esta dispuesto a morir”.

Finalmente, Hamlet le diría a su mejor y único amigo: “...Horacio, muerto soy. Tú vives. Cuenta La verdad sobre mí y sobre mis hechos a los no satisfechos...” . No sabemos finalmente cual irá a ser el destino institucional al final del camino para el General PNP Alberto Jordán Brignole ni sus decisiones personales, pero desde estas líneas, un saludo a este gran hombre, profesional de Policía de vocación, ejemplo de madurez, ejemplo de libertad por decir lo que piensa. Otros en su lugar hubieran preferido “Mejor no hablar mejor no decir”; pero el General Jordán ha hablado: El que no habla no se compromete, el que no habla no se muestra, el que no habla no arriesga.